Si nos tenemos que plantear qué regiones podríamos visitar de la República Argentina, no hay dudas que el Noroeste es la región a lo que no podemos dejar de ir, y en este artículo te contaremos el porqué…

El Noroeste:

El noroeste es una bellísima región montañosa que posée paisajes asombrosos, con 6 provincias que conservan lo mejor de la cultura de nuestro país. El oeste está representado como una meseta altísima de 3800 m.s.n.m promedio, rodeada por decenas de elevadas cadenas montañosas. Las quebradas, como la quebrada de Humauaca se encuentran en la parte central, si nos dirigimos al este nos toparemos con sierras que no miden más de 2000 metros. Cuando lleguemos a los cerros podremos observar el contraste que da la nieve en las cumbres de los picos más altos, con los tonos verdes de la roca viva, los violáceos y los rojos.

En la provincia de Salta, podremos hacer una impresionante travesía turística al Tren de las Nubes, este tren es uno de los que se encuentran a mayor altura en el mundo y le brindan al turista el poder de contemplar los bellísimos paisajes de Salta con una vista privilegiada.

Lavar manos

Cuando lleguemos a Jujuy nos encontraremos con la Quebrada de Humahuaca, rodeada por cadenas de montañas coloridas que hacen de la provincia un lugar único, también podremos observar preciosas aldeas, muchas de ellas precolombinas.

En el noroeste sólo veremos pueblos pintorescos llenos de gente muy amable, temperaturas cálidas y agradables y vistas a maravillas naturales como Tilcara, Yaví, Cachi, Humahuaca, Iruya y Purmamarca, entre muchos más.

Una vez que pongamos nuestros pies en La Rioja, nos toparemos con el Parque Provincial Talampaya, un lugar imponente gracias a sus destacados paisajes naturales hechos de formas rocosas que talló y erosionó el viento durante miles de años.

estrellas

Para los creyentes, están las Termas de Río Hondo en la provincia de Santiago del Estero, uno de los sitios más concurridos por los turistas debido a sus inexplicables poderes curativos.

Se recomienda visitar el Noroeste en otoño, invierno y primavera, ya que al estar a un nivel montañoso muy elevado en verano suele hacer extremo calor, y esto suele ser algo molesto para los turistas.