Si hay algo por lo que se caracteriza la ciudad de Buenos Aires, es por la vida nocturna, donde una multitud de gente sale a disfrutar de la noche porteña al máximo. Hay diversas opciones en todas partes, aunque los lugares más imponentes y concurridos están en ciertos barrios que otros. Por ejemplo, San Telmo, Palermo, Recoleta y El Centro son las zonas donde más se destaca la noche.

Algo importante para tener el cuenta: En algunos locales y bares nocturnos de Buenos Aires no permiten ingresar a hombres con pantalones cortos, zapatillas o ojotas. Otra cosa costumbre destacable en la noche de la ciudad es la ”gira” por dos o tres lugares seguidos.

  • Los tragos: Hace más o menos unos 15 o 20 años atrás los primeros bares más especializados en coctelería de la última camada son los que se han instalado en dos barrios de Buenos Aires: Retiro- Recoleta y Palermo. Hay una enorme cantidad de bares escondidos y la mayoría no tienen apariencia de ser bares por fuera, en varios se necesita una contraseña o estar en una lista. Unos de los más populares en Retiro, Floreria Atlántico, es una florería verdadera que vende flores y vinos, y se debe bajar por unas escaleras para ingresar al bar, un verdadero escondite secreto. Si estás hospedado en San Telmo, no te podes perder el de Juan de Garay al 500, es un bar con la carta de tragos más extensa y diversa de la ciudad y uno de los más elegidos por los turistas de todo el mundo.
  • Barras de Hotel: Si de esto se trata, no terminaríamos nunca más de nombrar toda la cantidad de barras de hoteles de lujo y boutique de la ciudad. El que más está de moda últimamente es Pony Line, bar del hotel Four Seasons que se encuentra en la calle Posadas 1086, ofrece precios no muy caros pero tampoco baratos, básicamente son iguales a los de un bar top en Palermo, posee una de las mejores barras de la ciudad con una carta muy original. Para poder disfrutar de un buen whisky acompañado de un habano se puede visitar el Oak Bar del Palacio Duhau Park Hyatt en la calle Alvear 1661, este bar se destaca por su gran lujo masculino y elegante.