La Quebrada de Humahuaca se encuentra en la provincia de Jujuy, en el noroeste del país. Su nombre quebrada, proviene de la formación geológica en donde se emplaza, es decir, en el estrecho valle rodeado de montañas que dan el aspecto de una incisión hecha en la montaña.

El valle está salpicado por los poblados de Bárcena, Perchel, Volcán, Purmamarca, Tres Cruces, Uquía y la homónima Humahuaca.

La quebrada presenta bellos y coloridos paisajes, de amplia trayectoria cultural. La UNESCO la declaró Patrimonio Cultural y Natural de la Humanidad en 2003. Su suelo fue testigo de parte importante de la historia argentina, peruana y boliviana. Además, perteneció al vasto Imperio Inca.

La Quebrada de Humahuaca y el Cerro de los Siete Colores

 

La Quebrada de Humahuaca está rodeada de llamativos cerros como el Cerro de los Siete colores. Despliega un gran colorido, dando muestras de su rica geología. Su vista evoca una obra impresionista, enmarcada de tierra rojiza, con líneas bien definidas de colores rojos oscuros, verdosos, marrones, naranjas y blanquecinos. A sus pies, el poblado de Purmamarca, con sus 500 habitantes y sus 400 años de historia, es un destino inevitable.

Sin embargo, si se desea conocer la Quebrada en toda su extensión, conviene realizar el circuito de la Quebrada de Humahuaca que lleva al turista por los puntos más atractivos de la región, incluida la bella Purmamarca y el cerro que la respalda.

Tumbaya, fundada en el siglo XVIII cuenta con apenas 200 habitantes. Destinada a no desaparecer jamás, fue nombrada Monumento histórico Nacional, sitiada por cerros multicolores.

Tilcara es el centro arqueológico de la provincia de Jujuy, sede de la antigua fortificación de los pueblos originarios llamada Pucara. En este poblado, se desarrollan festividades que dan cuenta de las antiguas tradiciones andinas como la Pachamama, la Chicha o el Carnavalito.

Huacalera muestra vestigios coloniales que evidencian la visitada ruta del Virreinato del Perú y el camino que lo conectaba con estas tierras.

Finalmente, el pueblo de Humahuaca que se constituyó en el siglo XIX como un importante centro comercial en la ruta al Alto Perú. Sus calles estrechas, sus casas de adobe, sus territorios circundantes fueron escenario de grandes batallas en favor de la Independencia argentina.

La Quebrada de Humahuaca es un centro que aúna particularidades geográficas, atractivos coloridos, riquezas históricas y culturales. Transporta a épocas precolombinas y coloniales con una fuerte impronta de la esencia de los pueblos originarios que invita a un estado de ensoñación.