Potrero de los Funes, en San Luis con justicia recibe el nombre de paraíso natural.

Es un pueblo pequeño, pintoresco y seguro para pasar vacaciones en familia sin mayores peligros.

Potrero de los Funes cuenta con un microclima que invita a visitarlo todo el año. Muy cerca de la capital de San Luis, se emplaza a la vera del dique del mismo nombre. Es escenario de las sierras en un hermoso valle. En esta zona, se establecieron familias pioneras que le dieron nombre al lugar, la familia Funes entre otras.

Su entorno es natural y su camino sinuoso pasa por la Quebrada de los Cóndores con sus paredones graníticos. Antes de llegar a Potrero de Funes, el dique de aguas azules recibe al visitante.

 ¿Qué hacer en Potrero de los Funes?

Las actividades por realizar son trekking que conducen a los cerros Valle de Piedra y a Cruz de Madera. También, dentro del turismo de aventura,  se pueden hacer escaladas por la Quebrada de los Cóndores. Esta quebrada es el hábitat de cóndores y halcones. Otras actividades por hacer en esta zona,  son safaris fotográficos y avistaje de aves. Es un sitio ideal para hacer montañismo.

Otra atracción de Potrero de los Funes, es el Salto de la Moneda. Para llegar allí, se puede efectuar una caminata de baja intensidad. Se puede contemplar quebradas y arroyos en medio de una naturaleza serrana hasta llegar al salto de 15 metros de altura.

Otra opción para el llamado “Turismo salud” son las Termas de Balde. Las aguas termales poseen efectos medicinales y brindan una sensación de bienestar. Las instalaciones de estas termas son municipales. Además, se cuenta con el complejo termal los Tamarindos con la infraestructura necesaria para recibir al turista.

Potrero de los Funes posee un autódromo donde se realizan fechas de Turismo Carretera y en marzo es sede de los convocantes Carnales de Rio de Janeiro.

A pocos kilómetros, se encuentra el Parque Nativo sobre el Circuito Internacional. El parque posee 7 hectáreas que se apostan sobre las sierras. Combina flora autóctona y exótica. La pesca deportiva atrae por sus pejerreyes y carpas. Además, se puede pasar el día gracias a los servicios con los que cuenta como parillas, electricidad, agua y baños.

Si se prefiere contemplar la belleza natural, se puede hacer una travesía de las cumbres que comunica Potrero de los Funes con la Punta. A mitad de camino, el Mirador invita a descansar y deleitarse con el paisaje.