gualeguaychu

Carnaval de Gualeguaychú, hasta el 28 de febrero se podrá vivir  el ritmo alegre de las batucadas y todo el carnaval con su inmenso despliegue,  de la mano de las comparsas Kamarr, Ará Yeví y Marí-Marí, quienes compiten por un lugar en el corsódromo el año que viene.

El festejo del carnaval es costumbre popular que se celebra en diversas partes del mundo, atrayendo gran cantidad de turistas de otras latitudes para sentir, vibrar y cantar con el paso de las comparsas. Tanto como el de Gualeguaychú en Argentina como el Carnaval de Río de Janeiro en Brasil, el de Oruro en Bolivia, o el de Venecia en Italia se identifican por su modo de transmitir la alegría que caracteriza a su pueblo, haciendo que participantes y espectadores se contagien al ritmo de las batucadas. Es en verdad un espectáculo lleno de brillo, luz y sonido sin precedentes que deslumbra año a años a cada visitante..

En Argentina si bien en cada rincón se festeja el carnaval, el más importante y el que ha tomado mayor trascendencia en el correr de los años por el esmero en su organización es el de Gualeguaychú en Entre Ríos. El mismo se celebra desde el 10 de enero al 28 de febrero, presentando todo su colorido cada sábado.

El espectáculo es capaz de congregar a miles de entusiastas que disfrutarán del brillo, la alegría, la emoción y el ritmo de las comparsas que desfilan en el Corsódromo local.

En esta edición del Carnaval de Gualeguaychú compiten: Kamarr (Centro Social y Cultural Sirio Libanés), la Bicampeona Ará Yeví (Tiro Federal Gualeguaychú) y Marí-Marí (Club Central Entrerriano). Mediante la calidad de sus vestuarios, la sincronía de las coreografías y el gran despliegue de sus carrozas, buscan coronarse como la campeona, que tendrá el privilegio de volver a escena al año siguiente, para defender frente a las otras dos agrupaciones el lugar y el reconocimiento merecidos.

Cabe destacar que son en total cinco las tradicionales comparsas de Gualeguaychú, por lo que también participan: O’Bahía y Papelitos.

Como por reglamento tienen un sistema de rotación, por lo que la que se llevó los laureles en la edición anterior defiende su título y las dos que no lo lograron deben esperar un año para volver, lo que es en términos futboleros “irse al descenso”. Cada comparsa tiene 90 minutos para recorrer los 510 metros de pista rodeada por las tribunas que tienen una capacidad para 35 mil personas aproximadamente. Si se exceden, son penalizadas. Un jurado califica con una numeración de 0 a 100.

Este despliegue artístico posee ya más de veinte años de trayectoria, y es el escenario del mayor espectáculo a cielo abierto del país, razón por la cual Gualeguaychú se ha entronizado entre los destinos turísticos preferidos de Entre Ríos.

HISTORIA

El carnaval tiene su origen en las fiestas paganas que se realizaban hace más de 5.000 años en Sumeria y Egipto, allí se celebraba el pasaje de un año a otro. En esos festejos los romanos homenajeaban al Momo, dios de la burla y la locura, quien con sus bromas logró ser exiliado por dioses del Olimpo. Una vez exiliado a la tierra se lo comenzó a representar en las celebraciones con una máscara, que solo levantaba para revelar su cara, y un muñeco en la mano, que simboliza la locura.

Es por eso que en la Edad Media, ya era costumbre que en las llamadas “fiestas de la locura” la gente hiciera bromas en lugares públicos oculta detrás de un disfraz. Si bien la Iglesia Católica intentó poner un freno, los carnavales fueron incorporados al calendario cristiano y concebidos como un período de excesos permitido antes de la abstinencia de Cuaresma.