Esteros del Iberá es un ecosistema muy particular ubicado en la Reserva natural del Iberá. Su nombre tiene origen guaraní y significa ” agua brillante” y se debe al enorme lago que se ubica en su centro.

Aunque no es el único curso de agua, no presenta ríos y constituye un ecosistema cerrado. Los movimientos de aguas se deben a la brisa originada por las amplitudes térmicas. Este movimiento, a la luz del sol o de la luna, produce un reflejo brillante que da origen a su nombre.

Las tradiciones guaraníes lo convierten en un lugar pintoresco. La leyenda más conocida trata de la princesa Iberá, hija de un famoso cacique que decidió sumergirse en las aguas de la laguna como medio protector par su pueblo. Algunos creen que el resplandor de estas aguas se debe a la presencia de la princesa guaraní.

 ¿Qué visitar en Esteros del Iberá?

La Reserva natural del Iberá está constituida por grandes humedales que contienen una rica flora y fauna. Es conveniente informarse en Centro de Interpretación para conocer más sobre el ecosistema antes de recorrer el terreno.

La existencia de esta reserva se traduce en términos de importancia hídrica puesto que sus esteros retienen el agua proveniente de lluvias que alcanzan los 1500 mm anuales. Cuenta con un total de 60 espejos de aguas con una profundidad aproximada de 3 metros. Las más importantes son los lagos Luna, Iberá, Fernández, Trim, Medina y Galarza.

Como los esteros retienen agua,  sobre su superficie es fácil encontrar diversos tipos de plantas acuáticas. En general, la flora de esta zona es acuática, Así, abundan los irupés, los camalotes, los lirios de agua, los sarandíes y las totoras. Los arboles característicos son los jacarandas, los lapachos, los sauces, los ceibos, los urundayes y diversas palmeras. Los animales también son típicos de humedales como las ranas, los reptiles, las aves, los yacarés, entre otros.

Las temperaturas medias en los Esteros del Iberá llegan a los 20 °C y como el otoño es lluvioso y el verano muy caluroso, se recomiendan visitarlo en primavera.

Para llegar a los Esteros del Iberá, es necesario llegar a la Colonia Carlos Pellegrini, el poblado más cercano o a Mercedes. Debido a sus temperaturas y condiciones climáticas, existe indumentaria que no debe faltar como pantalones livianos, sombrero o gorras, camperas rompe viento y algo de abrigo. Para protegerse del sol y de los mosquitos, no olvide el uso de repelentes y protectores solares.