Esquel está emplazado entre la estepa patagónica y el bosque andino a los pies de la majestuosa Cordillera de los Andes. En el noroeste de Chubut, está rodeada de las cadenas montañosas del Nahuel Pan y de Esquel.

La ciudad testimonia el paso de pueblos originarios, particularmente de los Tehuelches y de los mapuches. La ocupación aborigen data de 11000 años con una fuerte impronta.

 Historia de Esquel

Más tarde, llegaron a la zona los galeses desde Inglaterra, víctimas de persecuciones por causa de su fe. Aunque inicialmente se asentaron sobre las costas chubutenses, más tarde realizaron expediciones en dirección a la cordillera. Así, se asentaron en las proximidades de la actual ciudad de Esquel. Primero, instalaron iglesias donde practicaban con libertad su fe. Luego, comenzaron con actividades agrícolas y ganaderas.

A principios del siglo pasado, la llegada del tren consolidó la economía de la región.

Se mezclan aborígenes, galeses, españoles y lituanos para crear una cultura única.

El verano es la estación ideal para disfrutar de las actividades de la zona.  Las temperaturas medias son de 17°C. En invierno, las bajas temperaturas propician los deportes invernales. En cualquier estación del año, resulta conveniente llevar algo de abrigo y protector solar.

Entre las fiestas se destacan, en enero la Fiesta del Carrero. Allí, se reúnen artistas locales y artesanos que exponen la producción local. Además, se realizan juegos tradicionales como la carrera de la sortija, la polca de la silla y la tirada de riendas. Por otra parte, se efectúa un curioso concurso de hacheros y hacheras y jineteadas de novillas. Su nombre tiene su origen en una actividad fundamental que la ciudad tuvo que efectuar por muchos años, el acarreo de leña para guardar para el invierno.

En invierno, tiene lugar La Fiesta Nacional del Esquí. Se elige la Reina Nacional del Esquí y se disfruta de una festividad que dura 4 días en la que se ofrecen distintas opciones de la vida cultural, artística y gastronomía de Esquel. Esta fiesta se celebra en julio, aunque en 2013 se postergó a septiembre con el fin de promocionar el inicio de la temporada de primavera.

Entre las diversas actividades al aire se encuentran el trekking, el kayak, el canopy, las excursiones de aventuras por los cerros cordilleranos y por el Parque Nacional de los Alerces, además de pesca deportiva por sus múltiples cursos de agua.

Esquel permite dejarse llevar a un viaje a la aventura.