El Valle de la Luna es un lugar realmente que deja con la boca abierta a todo aquel que lo visita por primera vez, es un lugar tan precioso y extraño pero que jamás podrás olvidarlo.
Este también es conocido como el Parque provincial Ischigualasto, el cual se ubica en la provincia de San Juan a unos 300 kilómetros de la capital de esta.
Este paisaje posee una belleza natural que no tiene comparación, en donde a través de un paisaje arcilloso nos muestra la evolución de la tierra.
El Valle de la Luna nos invita a un viaje a la antigüedad para realizar un recorrido de más de 180 millones de años, desde este territorio espectacular se puede apreciar la naturaleza desde muy cerca.

El Valle de la Luna: Un lugar extraño e inolvidable

Este extraño lugar del mundo posee paisajes que parece de otro planeta, pero en realidad su nombre, es decir Ischigualasto, significa “Sitio en donde se posa la luna” y debido a ello lo han denominado “El Valle de la Luna”.

En este lugar podremos disfrutar de un paisaje con diferentes formaciones rocosas a las que llaman Huayquerías. Ischigualasto es una belleza inigualable que posee rocas blandas que son erosionadas rápido debido al viento, a las aguas etc. Otras de las estructuras rocosas son muy resistentes y permanecen durante años.
Las rocas talladas por la naturaleza más conocidas que puedes visitar son: Valle Pintado, el Submarino, Barrancas Coloradas, el Gusano, Cancha de Bochas, el Hongo, Cerro Morado.

Pero además de una vista increíble aquí se puede conocer los restos de fósiles del período triásico. ¡Fascinante! ¿No lo crees?

  • La flora y la fauna de Ischigualasto…

La flora de este lugar se compone de algarrobos, jarillas, cardones y retamos. La fauna de Ischigualasto está formada por pumas, zorros, liebres, guanacos, cóndores y ñandúes.

  • ¿Cuándo visitar El Valle de la Luna?

Se recomienda no visitar El Valle de la Luna en la época de verano, ya que el clima es muy caluroso y para algunos visitantes puede ser insoportable.

  • Importante para el viajero…

Para realizar el recorrido se recomienda llevar ropa cómoda, en especial el calzado, para que las caminatas puedan disfrutarse. Pero además prendas de abrigo si se lo visita por la tarde, ya que a esta hora las temperaturas son más bajas.