El Chaltén es un pueblo de montaña emplazado al pie de la Cordillera de los Andes en la provincia patagónica de Santa Cruz. Aunque su creación se debió a razones políticas, legitimar la presencia soberana de la República Argentina en territorios en disputa con el vecino país de Chile, logró posicionarse como un atractivo centro turístico.

Enclavado en el Parque Nacional de Los Glaciares, ofrece senderos de trekking de distinta intensidad y complejidad que pueden realizarse de forma autónoma. Sin embargo, conviene informarse en la Oficina de Turismo sobre caminatas de alta exigencia puesto que, en algunos casos, es recomendable notificar la salida a dichos circuitos.

En pocos sitios, la naturaleza se presenta tan al alcance de la mano con paisajes imponentes. Cascadas que se oyen a cientos de metros, miradores que permiten ver el pueblo y las infinitas vueltas del río que la rodea, bosques de lengas infinitas, lagos y lagunas de postal y un aire puro que oxigena y renueva cada célula del organismo.

Al pie de la cordillera, se observa los contornos sinuosos del cerro Fitz Roy y el llamado “merengue”, nombre que se le asigna a la cima del cerro Torre, son escalados por profesionales de todas latitudes, atractivos por su alta complejidad.

La jornada comienza muy temprano cuando filas de turistas se aventuran por los diversos senderos para iniciar una pequeña o gran travesía. No en vano, El Chaltén porta con orgullo la denominación de “Capital Nacional del trekking”.

Sin embargo, es necesario tener muy presente las condiciones climáticas de la zona. Como El Chaltén se localiza al pie de Los Andes en la Patagonia Argentina, presenta temperaturas máximas, en temporada alta, de unos 20°C en promedio y temperaturas mínimas en invierno de hasta -20°C. Por esto, es conveniente llevar ropa de abrigo en cualquier estación del año debido a que su proximidad con la montaña, provoca rápidos cambios climáticos, aparición de nubosidad y de precipitaciones. De ahí que la expresión “todas las estaciones en un día” describe apropiadamente este fenómeno que puede ocurrir algunos días del año.

En otros aspectos, el pueblo cuenta con una amplia gama de alojamientos, campings, albergues, bed & breakfast, hosterías, hoteles y cabañas. El turista encontrará varios lugares donde comer o comprar provisiones, servicios de guías y de alquiler de equipamiento e indumentaria.
El Chaltén es un lugar que permite conectarse con la naturaleza, con uno mismo y lograr un estado de completo bienestar.