El Calafate es una pequeña pero preciosa ciudad ubicada en la provincia de Santa Cruz, a unos 80 kilómetros del Parque Nacional los Glaciares, la cual es visitada por miles de turistas todos los años.
La ciudad posee aproximadamente 4000 habitantes y se caracteriza por el diseño de casas bajas y de estilo rustico, lo que da cierto encanto y marca la diferencia de dicho pueblo. Aunque Calafate es pequeño cuenta con una buena cantidad de lugares en donde alojar a los turistas y lugares de entretenimientos como restaurantes, cafés, tiendas etc.
Debido a las atracciones, la belleza y a la tranquilidad de esta ciudad El Calafate se ha vuelto la mejor opción para aquellos viajeros que deseen disfrutar de los maravillosos bloques de hielo que se encuentran en la Patagonia.

  • El origen del nombre de esta ciudad y la leyenda…

Por si no lo sabías la ciudad que estas planeando visitar posee el nombre de uno de los arbustos típicos de este lugar.
La leyenda dice “El que come Calafate, siempre vuelve.” Y opino que lo mismo sucede con la ciudad, el que conoce El Calafate siempre regresará en algún momento de su vida.
La leyenda cuenta que los tehuelches, aborígenes de este territorio, emigraban hacia el norte cuando llegaba el otoño para no morir de frio. En una de esas migraciones, Koonex, la anciana curandera de la tribu ya no podía caminar, entonces decidió quedarse en su toldo para morir sola.
Luego de que las mujeres confeccionaron toldos, le dejaron leñas y abundantes alimentos marcharon todos, mientras la anciana quedo allí.
Cuando llego la primavera unas aves cantaron sobre el toldo de la anciana, pero ellas las corrió, quejándose por haberla dejado sola. Sin embargo un chingolo explico que se habían ido, ya que en invierno no tenían que comer y como abrigarse”.
Por lo que la anciana respondió: Entiendo, por eso a partir de ahora tendrán alimento y abrigo en otoño y así nunca más estaré sola. Luego de un silencio profundo el viento voló los toldos y Koonex ya no estaba, pero había un arbusto espinoso con hermosas y perfumadas flores amarillas, quienes al llegar el verano se hicieron frutos y en el próximo otoño se encontraban maduros y listos para comer.
Desde entonces las aves no tuvieron que volver a emigrar y aquellas que lo habían hecho regresaron a probarlos.
Los aborígenes también lo incluyeron a su alimentación, ya que su fruto es riquísimo y además extendieron su semilla en todo el territorio. Por lo tanto “El que come Calafate, siempre vuelve.”

  • La mayor atracción de El Calafate…

Si bien esta ciudad cuenta con un abanico de opciones para entretenerse la mayor atracción de esta es el “Glaciar Perito Moreno” el cual puede observarse desde varios miradores o emprender una aventura en bote para que la vista sea aun más fantástica.

  • Otras atracciones…

Pero no solo los glaciares son los entretenimientos del lugar, también tienes la posibilidad de recorrer las tiendas y restaurantes del lugar, realizar recorridos en caballos, visitar los lagos del lugar o visitar las estancias de allí.